jueves, 12 de julio de 2012

GRACIELA CAMAÑO BRINDARA TODO SU APOYO PERO AL MISMO TIEMPO LE RECLAMA A KATOPODIS


Desde la conducción del PJ local, la diputada renovó su apoyo a Katopodis. Reconoció inexperiencia en los cuadros jerárquicos del Municipio y resaltó el área de seguridad como prioridad del mandato. Al margen de su función legislativa en la Cámara baja del Congreso de la Nación, Graciela Camaño ocupa una posición influyente en la actividad política de General San Martín como referente del Partido Justicialista (PJ) local. Su cargo directivo, ante un flamante gobierno de tinte peronista, resulta preponderante en un análisis partidario a nivel municipal. En ese sentido, más allá de no haber postulado la candidatura de Gabriel Katopodis en las últimas elecciones, la dirigente justicialista renovó su apoyo al nuevo Intendente y se esperanzó con una correcta gestión pública del Peronismo luego de lo que definió como “un final traumático hace doce años”, en clara alusión a los mandatos de Antonio Libonati y Pablo Landolfi a fines de 1999. “Nosotros hemos planteado permanente que estamos para ayudar. En lo personal, me interesa mucho que Katopodis pueda ser un intendente exitoso. El comulgar en una misma idea me da la obligación de desearle la mejor suerte. Quiero que el peronismo sea exitoso en la gestión”, destacó desde la presidencia del PJ local. De todas maneras, según la perspectiva de Camaño, el apoyo partidario tiene una barrera innegociable: un eventual hecho de corrupción, tras los antecedentes detallados por la diputada, resultarían intolerables para su acompañamiento personal. “Voy a estar a disposición en la medida que el intendente sea esta persona trabajadora y decente que yo conozco. Si tuviera hechos de corrupción, o no tuviera esa vocación por el trabajo, no tendría mi apoyo”, advirtió en una charla exclusiva con ECOS. En paralelo, al formular un escueto balance de los primeros seis meses de administración pública del nuevo gobierno, la diputada reconoció “la profusión al trabajo que ha demostrado Katopodis” y resaltó, en sintonía, “la voluntad de atención hacia los sectores más postergados del distrito”. No obstante, a pesar de los elogios dirigidos a la personalidad del Intendente, Camaño admitió inexperiencia en los cargos jerárquicos del ejecutivo municipal y proyectó un período de adaptación de la plantilla de empleados municipales a la impronta política del nuevo gobierno. “Katopodis tiene algunos funcionarios que no tienen experiencia en la administración pública. A propósito, Camaño reconoció que “con el tiempo se irán implementando los ajustes que faltan” para optimizar las nuevas directivas del Ejecutivo municipal. “Los funcionarios van a estar más comprometidos con la gestión y van a conocer más los vericuetos de la administración pública”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario