lunes, 10 de julio de 2017

UN ALUMNO DEL COLEGIO ALEMANIA DE VILLA BALLESTER SE SUICIDIO ARROJANDOSE DE UN TERCER PISO


En el día de hoy alrededor de las 8.30 hs., un alumno de 17 años del Colegio Alemania de Villa Ballester se suicidó al arrojarse del tercer piso de ese establecimiento educativo, el cual fue llevado de urgencia al Hospital Eva Perón de  la localidad de  San Martín, falleciendo una vez que  llegó al nosocomio.
Se trataba de un estudiante de quinto año que al parecer se había peleado con su novia que justamente cursaba también los estudios en la misma escuela.
Según algunos testimonios recogidos, el muchacho salió del aula y tras pedir que lo dejaran un rato solo, saltó desde uno de los balcones de ese tercer piso cayendo a un patio interno donde había otros alumnos, pero antes de hacerlo dejó una carta dirigida a sus amigos que a continuación la transcribimos  en forma completa:
Tal vez… las personas deben ser consideradas como objetos (no menciono que sean tratados así). Los objetos, ni nada es nuestro, ni siquiera nuestro cuerpo porque al irte no te irás con él.
"Vida"; "vivir" es lo que representa algo cuando tiene decisión propia, cuando siente que algo anda bien o anda mal. "Muerte!; "morir", vendría a ser el cuerpo como objeto.
Cuando te golpeás, un estímulo viaja para alertarte que algo estás haciendo mal. Si no tuviéramos el sentido del dolor no nos daríamos cuenta de nada.
…El dolor te ata a la vida; nos ata a cada uno de nosotros; (las personas nos implantan ideas plantadas en ellos mismos para que vayamos por el mismo rumbo). No quiero asemejar que la muerte debería llevarte… (la tinta se acaba)
ADIÓS…
Jamás tuve el valor de decir qué tan hecho mierda estaba. Hoy me desespera saber que mi sueño se cumple. Si sabrás, me late muy fuerte el corazón y lo hizo al instante de caer. Cerré los ojos y me despedí.
Quiero que valoren a los que los rodean. Quiero que cumplan lo que siempre desearon… este mundo no es para mí, yo no pertenezco y es hora de partir. Tuve sueños… tuve esperanzas…pero fueron más los 10 motivos cometidos que los mismos cometidos.
La "cura" de que continuara viviendo sería peor que la enfermedad y no quiero que así pase. Le agradezco a todas las personas que lucharon por lo que quisieron.
Jamás volví a ser el mismo desde que supe que no debía nacer (me duele el estómago y siento ganas de devolver las pastillas ingeridas), ya se me fueron del cuerpo 5:53 a.m.
Siempre me sentí identificado con la canción "Dark on me", "her last words".
Me habría gustado hacer tantas cosas… pero solo, sin nadie, disfrutar de un ambiente tan tranquilo. Haber vivido en comunidad, que me pongan normas fue lo peor que pudo pasarme.
Hay personas que dicen "adiós" olvidando y hay otros que simplemente se van sin olvidar jamás.
Siempre me he sentido como una persona mayor, por eso me veía tan "sabio". Siempre he querido morir, hay personas que también lo dejan, pero sólo es un momento. Un suicida regala sus objetos, lucha por un momento y abandona todo.
Quemen mi cuerpo. No me recen. No me velen. Será un suplicio para mi alma. Simplemente déjenme quedar en cenizas. No le permitan a nadie ver esta carta.
Me dijeron que si no sería yo iban a ser los demás así que debo hacerlo…
En el caso interviene la UFI N° 5 de San Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario